Ornitología sacra

poema raul

 

Raúl Medrano Lizárraga

 

 

¡Se celebra el adulterio de María con la Paloma Sacra!

Oliverio Girondo

 

En mis numerosas clases

de catecismo impuesto,

no recuerdo haber escuchado

lo permisivo del sexo aviario.

El sentido común,

o quizá la religión,

o quizá la Biblia,

o quizá Dios mismo,

pero seguro María no,

dicta que no deberíamos

(Usaré el término bíblico para enfatizar)

fornicar con pajaritos.

En verdad, Dios concibe

en maneras misteriosas

(O algo parecido).

En aquellos tiempos

es de suponer que

(Por respeto omito la palabra cagar)

el defecar de una paloma

era tan irritante como hoy.

Pero si el ave

(Aquí conservo el mismo respeto)

defeca semillas sacras y salvadoras

se considera un milagro.

Esta es una realidad divina.

En misa deberíamos merendar

(Doy gracias a mis clases de catecismo

o adelante tendría que escribir mierda)

con heces de paloma.

Y, como buenos creyentes,

exclamar amén cada vez

que una paloma nos cague encima.

(Como usted verá, mi catequesis

no funcionó dos versos arriba)

La ornitología en la Biblia

debería utilizar la escatología

para una mejor comprensión

de los funcionamientos sexuales

del Espíritu Santo.

Así estaríamos más cerca

de entender al Señor.

(Y su sexualidad)

Podríamos pensar que María

fue la primera ornitóloga,

y en una de sus invocaciones de tórtolas

llegó el Espíritu Santo.

Dios recompensó

sus avances científicos

con el honor de tener a su hijo.

¿No serían entonces los

ornitólogos los

legítimos sacerdotes?

¿No debería haberse

llamado Palomo el primer Papa?

¿No es La Paloma

de San José Alfredo

el cántico más sacro

que se ha escrito?

 

Ha sido un problema

que a la ornitología no

se le considere

como parte de la teología.

¿Cómo no ha de serlo

si una paloma es el padre de Jesús?

Esto no es una petición

para un merecido cambio categórico.

Es un serio análisis poético

(Perdóneme el oxímoron)

de las aves y el rol fecundo que juegan

en la salvación de los hombres.

“Fue de sus heces divinas que Dios creó

al hombre. Y será con estas heces que brindará

la salvación al hombre.”

(Novissimas Collocat, Esther Core)

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: